Inicio > Invermar > Reseña Histórica >Historia
Historia

 

.

Luego de pertenecer a la industria metalmecánica por más de 50 años, mediante la participación en Cimet-Sindelen, Ipac, Hunter Douglas y Veneval, los hermanos Montanari Mazzarelli perciben un futuro notablemente más auspicioso en la industria de los alimentos, principalmente gracias al gran potencial que Chile demostraba frente a sus pares.

Es por ello que en el año 1987 crean el holding Inversiones y Tecnología Limitada, empresa orientada a desarrollar este potencial alimentario, incorporando valor agregado y tecnología. Bajo el alero de este holding fue creada Invermar Pesquera Mar de Chiloé S.A., la cual aprovecharía el potencial oceánico de Chile. 
 


Invertec Pesquera Mar de Chiloé S.A. inicia sus actividades en 1988, teniendo como primer objetivo desarrollar, producir y elaborar productos en base a salmón, los cuales estarían destinados al consumidor final. Debido a esto último, se enfoca en canales de distribución masivos tales como supermercados, restaurantes y hoteles.

El desafío de elaborar un producto de valor agregado y alta calidad hacía imprescindible integrarse verticalmente en toda la cadena de producción y comercialización del salmón, sin lo cual habría sido muy difícil lograr aumentar el volumen de producción desde las 30 toneladas en el año 1990 hasta las 22.647 toneladas WFE el 2008. La Compañía inició por ello un proceso de integración en cada una de las etapas de la cadena, adquiriendo y desarrollando a través de los años diferentes empresas relacionadas.

En el año 1993 la Compañía adquiere una participación en Invertec Seafood S.A., empresa que cuenta con una moderna planta que permite procesar productos del mar, incorporando un alto grado de valor agregado para el consumo humano. Posteriormente, Invertec Pesquera Mar de Chiloé incrementa su participación en Invertec Seafood S.A., hasta alcanzar un 99,96%.

Continuando con el proceso de integración a la cadena productiva de la industria del salmón, la Compañía adquiere a través de su filial Invertec Seafood una participación de 50% de Salmofood S.A., empresa de alimentos para salmones de capitales chilenos. Adicionalmente, Salmofood es dueña de Cetecsal S.A., empresa dedicada a la investigación medioambiental de la salmonicultura.

Posteriormente, la Compañía adquiere en el año 1996 un 99,9% de la propiedad de Acuicultura Lago Verde Ltda., empresa que cuenta con todas las instalaciones necesarias para la obtención y recepción de ovas, alevines y smolts, desarrollando así la primera parte del ciclo productivo del salmón. Adicionalmente, en el año 1998 aumenta su participación a un 50% en Smoltecnics S.A., empresa orientada al mismo rubro.

Durante el año 2000, con el fin de participar de las distintas oportunidades productivas presentadas en la industria acuícola, la Compañía adquiere un 66% de participación en Invertec Ostimar S.A. Actualmente la participación es de un 80%. Invertec Ostimar es una empresa dedicada a la producción de ostiones y moluscos en la IV Región que cuenta con una administración independiente de la matriz. Para poder crecer de la mano y a solicitud de los clientes, la empresa realiza el año 2005 su apertura a la Bolsa de Comercio de Santiago, donde se incorporan a su propiedad cientos de nuevos accionistas minoritarios.

En el año 2006 inició sus actividades Invertec Pacific Seafood S.A. con el objeto de procesar los ostiones cultivados por Invertec Ostimar S.A. y en enero 2007, Invertec Ostimar S.A. adquirió Viveros Marinos S.A., la cual contribuye con un stock significativo de concesiones marítimas a la operación de cultivo de ostiones.

En el año 2008, Invertec Pesquera Mar de Chiloé finaliza su plan de inversiones que consiguió duplicar la capacidad productiva de la compañía. El hito más relevante fue la finalización de la eco piscicultura de recirculación de Lago Verde. Esta piscicultura permite controlar el entorno de desarrollo del salmón con la finalidad de asegurarnos que los peces que ingresen al mar estarán en las mejores condiciones posibles y puedan enfrentar de mejor manera las distintas enfermedades que puedan estar presentes.

El año 2009 la compañía fue fuertemente afectada por el virus ISA lo que la llevó a refinanciar su deuda con la banca y posponer indefinidamente sus planes de expansión.

El 2010 la compañía lleva a cabo un aumento de capital mediante una oferta pública de colocación de 56.000.000 de acciones de pago, cuya recaudación tenía como destino el crecimiento futuro, en especial la siembra de los próximos dos años.

La emisión de estas acciones de pago incrementó el número de acciones desde los 232.805.366 a los 288.805.366 y la recaudación total obtenida alcanzó aproximadamente los MMUS$37,2.

El año 2011 la compañía superó las 21.000 toneladas de cosecha retomando así su senda de crecimiento y alcanzó por primera vez una facturación consolidada por sobre los US$120 millones.

En 2012, con el objeto de simplificar la estructura societaria ante el mercado en general y alcanzar eficiencias económicas, la compañía realizó distintos cambios a la estructura societaria. La sociedad cambió su razón social de Invertec Pesquera Mar de Chiloé S.A. a Invermar S.A. Luego se fusionaron a Invermar S.A. y disolvieron las sociedades Acuicultura Lago Verde Ltda., Invertec Seafood S.A. y Cexpromar Ltda. En septiembre de 2012, la compañía vende su participación de 50% que mantenía en la empresa de alimentos Salmofood S.A. a Alicorp S.A.A.. El monto de la operación fue de US$64 millones, correspondiéndole a
Invermar S.A. US$32 millones.
 
El año 2012, la compañía superó las 31.000 toneladas de cosecha y alcanzó una facturación consolidada histórica por sobre los US$147 millones.
 
Durante el año 2013, la empresa Salmones Cupquelán S.A., filial de la empresa canadiense Cooke Aquaculture Inc., efectuó una oferta para adquirir de la sociedad Inversiones y Tecnología Limitada, la totalidad de la participación accionaria que esta última posee en Invermar, representativa del 54,07% del total de sus acciones.
 
En Julio del 2013 debido a que, dentro del plazo pactado por las partes, no se cumplieron la totalidad de las condiciones suspensivas de las que pendía el contrato, este quedó sin efecto.